Byron Mármol

febrero 14th, 2011  |  Published in Artistas, Byron Mármol, LDT_Guatemala

Sus influencias estéticas y conceptuales provienen principalmente de las navegaciones virtuales por Internet y las navegaciones físicas por las calles de Guatemala. En sus series fotográficas prima la estética cinematográfica, con luces contrastadas, colores fuertes, escenarios urbanos y personajes solitarios.

Byron Mármol (Ciudad de Guatemala / Guatemala, 1984) es de los jóvenes que están ininterrumpidamente conectados a la red, y sus derivas virtuales -como él mismo lo explica-, han potenciado y facilitado su poder de previsualización y entendimiento del poder de la imagen.

Su trabajo, a caballo entre la realidad y la ficción, participa de la línea de otros artistas como Jeff Wall, Philip Lorca diCorcia, Wolfgang Tillmans o Rineke Dijkstra, entre otros.

Por otro lado, Mármol es un transeúnte incansable que recorre permanentemente su ciudad, sobre todo el centro histórico de Guatemala, en busca de vivencias y encuentros con otros ciudadanos, sean éstos casuales o programados. Con ellos entabla relaciones, se introduce en sus cotidianidades, los acompaña, les pregunta, les cuenta y luego dispara el obturador. El resultado son retratos muy personales que debelan una percepción particular y una conexión entre fotógrafo y fotografiado. En algunos casos las imágenes se realizan de manera espontánea, desde una supuesta aleatoriedad; en otros Mármol realiza una puesta en escena, fricciona una realidad, en la que el retratado es cómplice de la imagen a crear.

Su serie fotográfica denominada “21-24” es considerada por el mismo artista el punto de partida de su carrera. En ella se enfrenta a la dificultad de retratar personas con discapacidad intelectual, sin caer en el morbo ni la lástima. Como estrategia, el artista decide trabajar las imágenes conjuntamente con los retratados, haciéndolos partícipes de la creación de su propia imagen. Las fotografías resultantes, de luces muy contrastadas, desnudan una situación de fragilidad y profunda soledad de la persona.

Actualmente Mármol desarrolla la serie “Vestimos para expresar, no para impresionar”, que documenta a jóvenes guatemaltecos que viven su día a día encarnando distintos personajes de la manga y el anime japonés. En escenarios urbanos cotidianos, como una casa, la escuela, el parque, una vereda, aparecen seres extraños de fuerte presencia, freaks que descontextualizan el entorno y nos remiten a otras realidades. Ahí es donde el título de la serie nos devuelve a tierra, nos aleja de la mera impresión y nos obliga a preguntarnos sobre los deseos de estos seres.

Con la propuesta de Bayron Mármol, nos enfrentamos a un trabajo honesto, sin pretensiones, que nos aterriza en la vivencia de lo humano, de su decadencia, de sus deseos, y en la que el pensamiento, como en una esfera de rubik, es capaz de reconfigurar ideas previas en nuevos contextos.

Byron Mármol se forma de manera autodidacta y se incursiona en la fotografía a partir del año 2006. Su formación fuera de la academia y su corta relación con la escena del arte contemporáneo le da una frescura que lo aleja de los clichés fotográficos locales relacionados con el conflicto armado interno en su país y sus consecuencias.

Entre sus más recientes logros está el haber sido seleccionado para la exposición itinerante por Latinoamérica, “El paisaje, la habitación, la persona”, desarrollada por el programa Trasatlántica de PhotoEspaña y en su corta carrera ha presentado su trabajo en Reino Unido, Guatemala, Panamá, Costa Rica, Estados Unidos y Puerto Rico.

 

Kurosaki Ichigo en segunda transformación vizard hollow©Byron Mármol, 2010

Sin título, de la serie 21-24©Byron Mármol, 2009

Díptico No.1 © Byron Mármol, 2010